Los escoltas custodian y protegen a una persona acompañándola a los lugares que acude.

Los escoltas siguen a sus custodiados mientras estos realizan sus actividades diarias o desarrollan su vida social. Se encargan de que nadie se acerque o le importune, evaluando y tratando de minimizar el riesgo que las personas, sus pertenencias y propiedades puedan experimentar y hacen frente a cualquier conflicto o peligro que se produzca.

Principales consignas:

En función de los riesgos a los que se enfrenten en cada caso. Sus tareas pueden incluir:

  • Evaluación y minimización de los riesgos
  • Planificación de rutas
  • Comprobación de los lugares
  • Velar y estar alerta ante el peligro
  • Tratar conflictos

Perfil profesional

  • Prestar mucha atención a los detalles.
  • Mezclarse profesionalmente y con discreción en el estilo de vida de la persona custodiada.
  • Evaluar los riesgos y ser consciente del peligro, por lo que resulta importante ser ingenioso y observador.
  • Mantenerse en forma.
  • Mantener la calma bajo presión y actuar con rapidez y decisión.
  • Ser flexible en la resolución de problemas.
  • Dar primeros auxilios de emergencia si es necesario.
  • Planificar y organizar.
  • Trabajar en equipo.
  • Utilizar habilidades de comunicación verbal.
  • Respetar la confidencialidad de quien custodian.
  • Entender las leyes que se relacionan con la protección de las personas.

Competencias

  • Comunicación verbal
  • Planificación
  • Atención a detalles
  • Decidido
  • Trabajo en equipo
  • Organización
  • Discreción y profesionalismo
  • Guardar calma bajo presión.
  • Lucha sin armas
  • Conocimientos para brindar primeros auxilios.

Si tienes preguntas o dudas sobre nuestros servicios, estamos listos para resolverlas.

Contáctanos